lunes, 10 de octubre de 2011

Reforma polémica de Craven Cottage



El Fulham FC tiene la suerte de tener el estadio más british, el más bonito y añejo de UK, o incluso del mundo. Desde 1896 juega sus partidos en un santuario inalterado, símbolo del Art-Deco que nunca abundó contrariamente a lo pensado, pero que con la demolición de Highbury ha dejado Craven Cottage como el estadio de los estadios y casi único de su estilo en pie. Con capacidad para 25 mil espectadores el equipo de Al-Fayed quiere reformarlo y ampliarlo hasta 30 mil, pero esto no ha gustado a nadie, ni a los aficionados locales que no quieren que su emblema se altere por culpa de la especulación de los ingresos.