miércoles, 15 de julio de 2009

El Sevilla no es más campeón que el Levante

Julián García Candau




La asamblea general de la Federación Española de Fútbol rechazó la petición de convalidar el titulo de campeón de República ganado por el Levante en 1937 y sigue dando validez al conquistado por el Sevilla en 1939. El titulo del Levante solamente es válido en las Cortes y no en el fútbol. Fermín Trueba figura como campeón de España de ciclismo, prueba disputada en Bilbao, en 1938, y con similares características competitivas a las de los dos campeonatos de Copa citados.
La decisión de la asamblea era de esperar. La propuesta solamente tuvo dos abstenciones. Los demás, en contra. El Levante no tenía quien le defendiera. Ni tiene quienes le escriban en este capítulo. Ni siquiera los diputados que han defendido esta cuestión lo han hecho con muy fundados argumentos.
El Levante, con gol de Nieto, ganó al Valencia en Sarriá la final de la Copa donada por el presidente de la República. El torneo se disputó con la fase previa de la Copa Mediterránea en la que únicamente participaron catalanes y valencianos, la única zona leal en la que se podía competir.
En tal torneo no participaron, por ejemplo, Athletic Club, Betis, Sevilla y Real Sociedad entre otros. Deportivamente se puede argumentar en contra salvo que la Federación y sus asambleístas no consideren que en el territorio republicano residía el Gobierno legítimo. Tal argumento es, previsiblemente, el que profesan la mayoría de los asambleístas. Y por ello no cabe sorpresa alguna.
El régimen franquista, al terminar la guerra, declaró invalidados todos los torneos celebrados en territorio republicano y, sin embargo, mantuvo los de territorio rebelde. Fermín Trueba está en la lista de campeones de ciclismo en ruta. Ganó en Bilbao en 1938 por delante de Goenaga y Aresti. No corrió ni siquiera su hermano Vicente la Pulga de Torrelavega y Ezquerra rompió la cadena y se retiró. Tampoco compitieron los valencianos Escuriet, Molina, Diego Cháfer, Bautista Salom y Salvador Cardona, Cañardo, Berrendero, Álvarez, Telmo García, Montero, Gimeno, Prior, Ramos, Antonio Montes y Bailón, entre otros. Es decir, las grandes figuras de la época.
El régimen golpista no anuló los títulos conseguidos en los torneos regionales celebrados en los territorios rebeldes. Verbigracia: Andalucía y Galicia. En Sevilla la vida de los dos clubes de la ciudad fue muy distinta. Algunos jugadores béticos acabaron en el exilio y la cárcel (Urquiaga, Aedo, Varela). Los sevillistas estuvieron enchufados en la base de Tablada y jugaron más partidos, entre oficiales y amistosos, que en temporadas normales.
En el bando rebelde se quiso dar sensación de victoria final incluso antes de que terminara la guerra y por ello comenzó organizar la denominada Copa del Generalísimo. Éste torneo es tan espurio que ni siquiera todos los participantes eran clubes reconocidos federativamente. Algunos eran simplemente equipos militares en los que se alineaban jugadores pertenecientes a diversos clubes de Primera y Segunda.
Hubo en varias zonas torneos regionales para clasificar a quienes disputarían la fase final. La Federación Aragonesa, por ejemplo, en enero de 1939, preparó un torneo que acabó en marzo, en el que participaron Aviación Nacional, Recuperación de Levante, Automovilismo, División 105, que sólo jugó un partido y se retiró, y Zaragoza. Quedó campeón Aviación y Zaragoza obtuvo la segunda plaza. Ambos pasaron a la fase final. Esta comenzó a jugarse el 14 de mayo ya finalizada la contienda civil. Aviación acabó representando a Madrid. Jugó en Vallecas, que había sido campo de concentración al entrar los nacionales en la ciudad. Fue restaurado y se adjudicó sede a Aviación para que Madrid no estuviera fuera del torneo. Este equipo, que naturalmente no tenía club, al final de la guerra fue fusionado con el Athletic de Madrid, sociedad que, posteriormente, se llamó Athletic de Aviación, Atlético de Aviación y, finalmente, Atlético de Madrid porque no ha recuperado su partida de nacimiento, es decir, Athletic. Aviación era un conglomerado de futbolistas pertenecientes a varios clubes entre los que destacaron Alfonso Aparicio, años después entrenador del Levante, Germán, y Vázquez, entre otros. También formó parte del conjunto Santi Zubieta, quien fue jugador del Valencia y hermano del internacional exiliado, y triunfador en San Lorenzo de Almagro, Ángel. Al equipo lo entrenó el canario ex jugador del Valencia, Luis Navarro.
El Recuperación de Levante jugaron Álvaro, Mundo, Poli y Botana quienes, posteriormente, formaron parte del Valencia, fichados por Luis Colina.
Por Vizcaya se clasificaron Oriamendi- Baracaldo y Bilbao Athletic, equipo de jóvenes que no era el Athletic Club, con Gorostiza como único jugador del primer equipo. Por la Federación Guipuzcoana pasaron Real Sociedad, y Alavés. Por Andalucía lo hicieron Sevilla y Betis; por Cantabria, Racing de Santander y Unión Montañesa; por Galicia, Racing de El Ferrol. Y, además, Osasuna y Ceuta Sport.
Los equipos Real Sociedad, en el que ya jugaba siendo un niño Iñaqui Eizaguirre, Racing de Santander y Racing de El Ferrol quedaron exentos en la octavos de final, primera eliminatoria. Pasaron la ronda Sevilla, Aviación, Alavés, Racing de Santander, Zaragoza, Oriamendi, Racing de El Ferrol y Real Sociedad. Semifinalistas fueron Sevilla, Alavés, Oriamendi y Racing de Ferrrol. Sevilla y Racing de El Ferrol en enfrentaron en la final, en Montjuic, con triunfo andaluz por 6-2. Entregó la Copa el general Moscardó.
Este torneo se disputó con toda clase de anomalías. En el Racing ferrolano se alinearon Alberty, portero del Madrid, Bertolí, medio del Valencia y Gallart, interior del Oviedo. En el Oriamendi jugaron Zabala, Oceja y Bata, defensa y delantero centro del Athletic, en el Alavés, Quincoces y Mardones defensas del Real Madrid y los delanteros del Athletic Club, Gárate y Elices, En Osasuna sacaron al portero Florenza, del Oviedo, que estaba en un campo de concentración cerca de Pamplona, para que ocupara su portería. El bético Soladrero jugó en el Zaragoza.
La Copa del Generalísimo que figura oficialmente y ganada por el Sevilla, no la disputaron Athletic Club de Bilbao, Barcelona, Madrid, Athletic de Madrid, Hércules, Espanyol, Valencia y Oviedo, ocho de los doce equipos de Primera, ni Levante, Castellón, Hércules, Gimnástico, Murcia, Sabadell y Nacional de Madrid, entre otros, de Segunda.
Valero, Olivares, Calpe, Dolz, Calero, Rubio, Puig II, Nieto, Martínez Catalá, Gaspar Rubio y Fraisón, no son menos campeones de Copa que Bueno Cayuso, Villalonga, Torrontegui, Félix, Leoncito, López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berrocal.

4 comentarios:

Chus dijo...

Sigo pensando que los títulos o se reconocen o no se reconocen, pero reconocerlos a un equipo sí y a otro no...

Saludos.

areadegol dijo...

Pienso que esto no debría pasar. al Levante se le tiene que reconocer sí se les reconoce a otros equipos. O todos o ninguno. Así va la Federación.

P.D, me gustaría crear un enlace entre tu blog y el mío si estas interesado en ello.

Gracias.Saludos!

gurru dijo...

Cuanto ha costado Ibra?

ahora espero que salgan los politicuchos y demás jauría humana (incluído Laporta y el cura ese, y Zapatero) para decir que este fichaje es "prepotente y desproporcionado" entre otras cosas....es que "manda huevos" o "cojons"...por la boca muere el pez, y todos éstos qué? creo que el problema fue darles coba....si cuando hacen esos comentarios los periodistas se hubieran reído de ellos, no muchos más los harían tan libremente....

PD: Bebeto, es que yo lo de los anuncios y el levante como que no me pone....

Marcio dijo...

Hola, parabébs el blog. Soy coleccionista de fotos de los equipos de Posadas, como pueden ver en http://retratonaparede.blogspot.com

Me pregunto si usted tiene o sabe donde se puede obtener imágenes como las de los Celtic. ¿Podría ayudarme por favor?

Agradezco cualquier atención.